domingo, 14 de mayo de 2006

Una crónica "objetiva"... (5)

Algo Huele a Podrido

5 de Marzo 2000

La mamá-periodista ha conseguido una entrevista con el candidato Cortés en el centro comercial dentro de 1/2 hora. Vamos a ir con ella (no sé muy bien por qué). Las dos polis de antes también nos acompañan... "por lo que pueda pasar". El arqueólogo y su ayudante (¿de dónde han salido?) también se unen. Llegamos temprano al punto de encuentro. Decidimos dispersarnos para no llamar la atención.

Una de las polis (la que dejó escapar a los secuestradores) intenta escaquearse por la Florida, supuestamente hacia Manuel de Castro. La sigo de forma disimulada. Claudia viene detrás de mí y hace que nos descubra. Nos pregunta que por qué la estamos siguiendo y qué queremos. Le contamos la historia del hermano díscolo de Claudia y no pone muchas pegas a que la acompañemos. Por el camino recibe una llamada que no permite que escuchemos (uy, uy, uy).

Llegamos otra vez a Manuel de Castro, donde, nuevamente, no hay nada de interés. La poli nos despista y enfila hacia el estadio... La seguimos a distancia y la perdemos. Genial. Es casi la hora de la entrevista, así que la secretaria hace una llamada a la periodista para ver cómo va todo. Aún no ha pasado nada.

Nos damos una vuelta para ver si descubrimos algo y decidimos regresar al centro comercial. Aprovecho para intentar averiguar si la tía esta es tan tont... tan beata como aparenta o si esconde algo. Fracaso. O miente muy bien, o es lo que parece. Ninguna de las dos situaciones me resulta favorable. Lo que si revela es que la "gente rara" con la que se reune su hermano son los guardaespaldas del político de las narices, en un intento de desbaratar sus siniestros planes desde dentro.

No sé si intenta darle relevancia al tema de su hermano para que no quede en segundo plano o si es verdad. Tampoco me importa demasiado. Para pasar el tiempo, me invento una historia sobre la maldad del padre Domínguez y su presunta implicación en el caso (una colorida historia sobre misas negras, sacrificios, bebés, artefactos arcanos, etc.), por lo cual quizás sería buena idea quitarle la cruz... si aún la tiene.